Stefan Vasic es el Sous Chef Junior en el Kempinski Hotel Mall de los Emiratos en Dubái. Lee aquí lo que él puede decirnos sobre los Emiratos y la cocina local. Un reporte emocionante.

 

Después de las experiencias en Belgrado y Ajman, hoy trabajas como Junior Sous Chef en el Kempinski Hotel Mall de los Emiratos en Dubái. Cuéntanos la historia de tu carrera como chef. ¿Por qué decidiste cocinar profesionalmente?

Mi primer trabajo fue en un pequeño restaurante en Bosnia y Herzegovina, donde tuve mi primer contacto con la cocina profesional. Mi trabajo allí era lavar platos, pelar papas y hacer algunos platos simples. Al principio, estaba satisfecho con eso, pero luego pensé que podía hacer mucho más en la cocina. Un día, cuando estaba en Belgrado, Serbia, caminaba junto al hotel Hyatt Regency y le dije a mi amigo: “¿Te imaginas qué tipo de comida cocinan allí y cómo sería trabajar para ellos?” . Poco después, vi un anuncio que Hyatt está buscando commis y apliqué de inmediato. Un poco de suerte, mis habilidades con el cuchillo en ese momento y mi deseo de aprender y crecer, me consiguieron un trabajo allí.

 

Al principio fue muy difícil. Venía de un pequeño restaurante, había productos y alimentos que veía por primera vez en el Hyatt, pero tenía un buen equipo y un buen Chef Milán, que me enseñó mucho. Mi primer puesto como commis fue en la cocina del banquete. Durante más de un año de trabajo en Hyatt Regency, trabajé en diferentes cocinas, desde banquetes hasta la cocina a la carta. Allí conocí a Michael Kreiling, que era el chef ejecutivo. Tuvimos una buena relación y aprendí mucho de él.

Al final de su contrato con Hyatt, Michael fue a trabajar a Medio Oriente para una gran compañía, Kempinski. Unos meses más tarde, recibí una invitación inesperada para unirme a su equipo en Ajman, Emiratos Árabes Unidos, como Demi Chef de Partie. Esa fue una gran sorpresa para mí y una oportunidad única en la vida. Tuve mi entrevista por Skype con la gente del hotel, y un mes después, estaba en un avión a los Emiratos Árabes Unidos.

Después de 2 años en Ajman, tuve la oportunidad de trabajar en el Kempinski Hotel Mall of the Emirates en Dubai con uno de los mejores chefs ejecutivos de Medio Oriente, Sudqi Nadaf.

Acepté la invitación como Chef de Partie y una aventura increíble comenzó una vez más para mí.

Después de un año de mi ingreso en el Kempinski Mall of the Emirates fui promovido a Chef Sous Junior y ahora estoy a cargo del restaurante europeo Aspen by Kempinski.

 

 

¿A qué escuela de cocina asististe?

Mientras aún trabajaba en Ajman, el Chef Ejecutivo Michael me llamó a la oficina y me mostró que el gobierno de los EAU anunciaba un concurso para una beca para una de las mejores universidades de Medio Oriente, el Centro Internacional de Artes Culinarias (ICCA) en Dubái.

Apliqué, y después de la entrevista obtuve la beca. Fue difícil, la competencia era enorme, pero lo logré.

El año que pasé en ICCA me ayudó a mejorar mucho mis habilidades como chef e implementar el conocimiento que adquirí en mi cocina.

 

¿Qué te sorprendió más cuando te hiciste chef?

Cuando me convertí en chef, lo que más me sorprendió fue cómo puedes trabajar con la comida con tantos detalles. La comida puede convertirse en arte puro en términos de gusto y también de presentación.

 

¿Cuál es la mejor parte de ser un chef?

Lo mejor es que nunca lo sabrás todo y no importa cuánta experiencia tengas, siempre me sorprenderán nuevas recetas. También puedes viajar por el mundo, conocer nuevas culturas, nuevas personas…

 

¿Cuál es la parte más difícil del trabajo de chef?

Lo más difícil es que pasas mucho tiempo en el trabajo. Incluso cuando no estás en la cocina, tienes que buscar inspiración para nuevos platos.

 

 

¿Cómo describirías el trabajo como chef en Dubái en un equipo internacional?

Dubái es un entorno multicultural con muchas nacionalidades, culturas y cocinas diferentes. Trabajar en un entorno tan internacional es una experiencia de vida increíble. Puedes aprender mucho de los demás y cómo cocinan en sus países de origen, qué especias usan, cómo piensan, puedes conocer a nuevos amigos.

 

¿Puedes compartir tu plato estrella con nosotros?

Como estoy a cargo del restaurante internacional europeo, hay un plato con mi firma en el menú. Es el salmón gravlax. Para mí, quien viene de un lugar pequeño, es realmente un privilegio tener mi propio platillo de autor en el menú. Está hecho de 3 formas diferentes de preparar gravlax. Perejil y menta, lima y limón y fresas y arándanos con salsa de calabaza.

Preparé el plato para una de las competiciones en el hotel, al chef Sudqi le gustó, así que lo agregó al menú.

 

¿Puedes compartir tu última creación con nosotros?

Una de mis últimas creaciones fue el bacalao con zanahorias asadas y puré de hinojo.

 

¿Qué técnica de cocina única has dominado?

Soy bueno con la cocina molecular y las salsas.

 

¿Qué haces si quieres hacer algo especial para ti?

En mi día libre por lo general voy a diferentes restaurantes con mi esposa. Siempre tendemos a ir a diferentes lugares para probar tantas cocinas como sea posible.

 

 

¿Algún lugar en el mundo en el que te gustaría trabajar como chef algún día?

Me encantaría trabajar en Asia. Me atraen mucho China y Japón, su forma de preparar la comida, los alimentos que usan y soy un gran fanático de la cocina asiática.

 

¿Qué significa el trabajo para ti?

Para mí, es una mezcla de trabajo duro y placer increíble donde pones toda tu energía y creatividad en la comida y la satisfacción del invitado.

 

 

Gracias, Stefan! ¡Y todo lo mejor de parte de nuestro equipo en Cook Concern para un fantástico 2019!

 

¿También eres un chef apasionado?

 

¡Regístrate gratis y se parte de una red internacional para chefs!