Singapur gana el oro en las olimpiadas culinarias: el mayor evento culinario del mundo. La plata es para Finlandia y el bronce para Suiza. La selección alemana quedó por detrás de los EE.UU., Noruega y Suecia en la séptima posición. Los equipos presentaron un menú otoñal de tres platos con fletán negro ahumado al heno y pierna de cordero. Equipos de 30 países diferentes participaron en esta competición para cocineros reconocida a nivel mundial.

El jurado fue nombrado por la Asociación de Chefs de Alemania (VKD). Las valoraciones se llevaron a cabo de acuerdo con las directrices de la Asociación Mundial de Chefs, la World Association of Chefs’ Societies (WACS). En las categorías juveniles Suecia fue quien convenció al jurado. Los escandinavos se hicieron con el oro por delante de Suiza y Noruega, plata y bronce respectivamente. El equipo alemán juvenil quedó en un undécimo puesto.

Un total de cerca de 1.800 cocineros acudieron procedentes de 59 países a la ciudad alemana de Erfurt del 22 al 25 de octubre. Conocida como la IKA/Olimpiadas Culinarias, esta exhibición culinaria internacional es la mayor competición para cocineros, chefs y pasteleros a nivel mundial. Las olimpiadas culinarias se celebraron por primera vez en el año 1900 en la Frankfurt. Desde entonces, los equipos nacionales, los equipos nacionales juveniles, los equipos regionales y equipos internacionales de profesionales de la restauración se reúnen para coronar a los campeones olímpicos en sus disciplinas.