Las diferencias entre un chef personal y un chef privado

En primer lugar deberemos diferenciar entre private y personal chef, ya que en muchas ocasiones lo interpretamos de la misma manera. Private chef es el que trabaja en exclusiva para una solo cliente o familia, personal chef es aquel se dedica a trabajar a varios clientes.

Y ahora, tras la aclaración inicial, vamos metiéndonos en materia, os preguntareis que para quién puedo trabajar, la respuesta es sencilla: para todo aquel que necesite comer en su casa, lugar de vacaciones o en la celebración de sus eventos, bien desde un fin de semana romántico a una fiesta de nochevieja. Una cena romántica en San Valentín en tu casa o en lugar que consideres idílico para disfrutar de ese día, unas vacaciones en un lugar recóndito y apartado en el que no te tengas que preocupar por el lugar donde ir a comer, solo ir al comedor y disfrutar de las viandas que pueda prepararte. Hoy en día nos adaptamos a todas las circunstancias, simplemente contacta conmigo o con cualquier otro compañero que se encuentre dentro del área en el que desees contratarle, así podrás hacerte una idea de lo que haremos por ti.

 

Retos diarios de un personal chef

Cada cliente es un nuevo reto, una nueva oportunidad. Me gusta mucho afrontar cada día de una manera diferente, idear el menú que puede gustarte, con el que agasajar a tu familia, amigos o clientes. Lo mejor de trabajar para diferentes personas es que con cada una de ellas hay que reinventarse, unos te ofrecen sus cocinas, a otros les tienes que transportar a algún lugar insospechado tu cocina y servicio. Con cada nuevo reto me enriquezco como cocinero, me ayuda a superarme, aprendo, es una constante evolución.

Trabajo para todo tipo de personas, paladares y necesidades. Todo ello es tu decisión, cada cliente es único. Comida vegetariana, tradicional, cocina de mercado, cocina internacional, alta cocina… Tú me marcas el camino, qué te gusta, si tienes alguna alergia, cómo quieres disfrutar de tu tiempo y yo me pongo manos a la obra.

 

Mi restaurante es tu casa

Conocer los mercados de aquellos lugares a los que acudo es muy gratificante, tratar con los productores locales, reconocer los mejores productos para ponerlos a tu disposición. Mi elección siempre que sea posible será el producto de cercanía, es el que va a estar en su mejor momento para tu disfrute. Carnes, pescados, mariscos, algas, verduras, hortalizas, frutas, vinos. Aun así, no soy estricto en esta regla, siempre primará la calidad, cuando conozco o encuentro un buen producto, lo uso y lo integro, aunque no sea del lugar en el que estamos.

Después de ir al mercado, llega mi momento, disfrutar cocinando, ver cómo evolucionan los productos que he elegido para ti, ponerlos en su mejor punto. Brindarte unos momentos de felicidad, que recuerdes los momentos que compartimos. Esa es mi intención, soy uno de los complementos de tu evento, escapada o vacaciones. Crear ese momento de felicidad con mi comida es mi mayor tesoro, el mayor elogio que puedas hacerme es que te acuerdas de mí, que volverás a verme. Mi restaurante es tu casa.

Por Txetxu Orejudo (txetxu.orejudo@chef.net)