La feijoada o “frejolada”, sería el equivalente en España a una especie de fabada y en Venezuela, algo parecido a las caraotas de un pabellón criollo, pero con caldo. Este guiso de la cocina brasileña es contundente, tiene casi siempre la base de frejoles negros y diferentes variedades de carne de cerdo, del que se utiliza desde el rabo hasta el morro. Para presentarlo en la mesa, se acompaña con arroz, aunque también se puede servir con gajos de naranjas o col picada con ajos y aceite. Algunos suelen espolvorearle harina de yuca. Un detalle curioso es que tanto la feijoada como los acompañamientos se sirven en platos de barro, como se hacía tradicionalmente.

 

Es una receta deliciosa, incluso hay una versión moderna vegana de la feijoada.

 

Los miércoles y los sábados son días de feijoada en Brasil, es perfecto para una comida informal con amigos y familiares.

 

Ingredientes:

  • 800 grs. de frejoles negros
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Pimienta negra y sal al gusto
  • Hoja de laurel
  • 300 grs. de panceta
  • 100 grs. de patitas de cerdo
  • 150 grs. de longaniza ahumada
  • 100 grs. de lengua de cerdo

 

Nota: Un día antes, dejar en remojo los frejoles

 

Preparación

Sellar la panceta en una olla caliente y separar. En el mismo juguito que suelta, echamos la cebolla y los ajos en cuadraditos, y sofreímos. En el mismo momento, ponemos una pizca de sal, pimienta y las hojas de laurel.

Volvemos a incorporar la panceta a la olla, y agregamos las patitas de cerdo que le va dar cuerpo, la longaniza, que le va dar el toque ahumado, y la lengua de cerdo, que tiene mucha proteína. A continuación, los juntamos con los frejoles negros previamente remojados. Lo cubrimos con agua y dejamos cocer dos horas y media a fuego medio, según la potencia de tu cocina.

Y para decorar, basta con unas hojitas de cilantro. El acompañamiento puede ser el que tú prefieras.

 

¡Buen provecho!