Hace 10 años Daniel Salvador hizo las maletas para marcharse a la capital británica en busca de nuevas oportunidades. Después de trabajar en establecimientos como Harrod’s, decidió emprender en solitario. Una entrevista sobre la pasión en la cocina y las ventajas de ser chef privado.

 

Eres un cocinero experimentado con una trayectoria demostrada en varios restaurantes con estrella Michelin en España y en diferentes puestos en Londres. Sigues con la misma pasión que te llevó a trabajar como cocinero durante tantos años. ¿De dónde viene tu pasión por la cocina?

Empecé a cocinar cuando tenía 12 años y, desde entonces, mi pasión viene del deseo de aprender más, de probar cosas nuevas, de probar a hacer cosas nuevas, y justo aquí es donde mi club de cenas cobra una importancia especial.

 

¿Cómo describirías la línea culinaria que llevas hoy en día?

Hago lo que me gusta hacer, y el ser chef privado me da la oportunidad de cocinar cada semana estilos diferentes.

 

¿A qué escuela de hostelería fuiste?

Estudié en el EUHT en Sant Pol de Mar, a una hora en coche de Barcelona.

 

Empezaste tu trayectoria trabajando en varios restaurantes con estrella Michelin. ¿Qué fue lo más especial de esta experiencia?

Era la oportunidad para trabajar con algunos de los mejores cocineros españoles, y también la oportunidad de ser creativo y de no solo aprender cocina tradicional.

Uno de estos restaurantes formaba parte de la organización Relais & Châteaux. A parte de tener una estrella, ¿Qué tenía de especial que fuera un restaurante de Relais & Châteaux?

De hecho, trabajé en varios que formaban parte de Relais & Châteaux. Creo que las dos guías representan lo mejor de lo mejor, no solo en instalaciones y ubicación, sino que también en la comida que encontrarás en ellos.

 

En 2008 dejas España y empiezas a trabajar en el famoso Harrod’s para un operador gastronómico español. A este puesto le siguen tu trabajo como cocinero jefe y propietario de Naked Nosh, tu propio catering de cocina mediterránea. Seguramente fue un tiempo difícil para sobrevivir en Londres, pero tú lo lograste durante varios años. ¿Cuál fue el secreto para salir adelante?

Trabajar duro y tomar todas las oportunidades que te vayan apareciendo en el camino. Como yo digo: no sé si el próximo proyecto funcionará o no, pero no pierdes nada intentándolo.

 

Hoy en día trabajas como cocinero autónomo para diferentes compañías de catering, bodas, películas y eventos de toda índole. ¿Qué ventajas tiene el trabajar como cocinero autónomo?

La libertad, cada trabajo es diferente al previo. Ayer estuve cocinando para Netflix, el sábado voy a hacer un encargo privado en una casa, una barbacoa para 70 personas y la semana que viene voy a ayudar en una boda. Cada día es diferente y me da la oportunidad de probar nuevas cosas. Me encanta que la gente me rete, me mantiene despierto.

 

Además de tu trabajo como cocinero autónomo, también te encargas de un club de cenas, llamado Dani Supper Club. ¿Cuál es el concepto que alberga?

Dani Supper Club nació en 2013 con dos ideas: primero, darme la posibilidad de probar platos nuevos y que tenga una crítica directa de los clientes para utilizarlos en mis eventos privados. Segundo, intentar hacer algo que no lo había hecho nunca antes, el último evento fue una cena vegana, por lo que tuve la oportunidad de aprender platos veganos, en el anterior tuve la oportunidad de hacer mis propios quesos o pasta fresca, en uno anterior al último. Cada cena me da la oportunidad de jugar con un ingrediente o una técnica nueva, la siguiente estará basada en el chocolate.

 

También trabajas como chef privado en Londres. ¿Cuál es tu especialización culinaria?

Hago cocina mediterránea, pero siempre estoy abierto a cualquier sugerencia. Además, en verano ofrezco un servicio de paellas junto a la opción de barbacoas.

 

¿Puedes compartir con nosotros una de tus últimas creaciones?

A principios de verano compré un ahumador para el jardín y he estado creando algunos platos nuevos con él: pechuga de pato ahumada y ensalada de melón con naranja o salmón ahumado con lavanda con ensalada de piña a la parrilla con chile dulce.

 

Si abrieras tu propio restaurante en Londres, ¿de qué estilo culinario sería?

Sin duda alguna cocina mediterránea moderna, pero no creo que vaya a por un restaurante, me encanta ser chef privado.

 

¿Cuáles son algunas de las tendencias que ves en la escena culinaria londinense?

La gente se está moviendo mucho a las comidas saludables y orgánicas, algunos restaurantes tienen sus propios huertos. Creo que el futuro está en rescatar los sabores puros.

 

Aunque no sea el caso, ¿Si tuvieras que escribir un libro de cocina, qué tema elegirías?

Hace tres años escribí un libro, pero solo para mi familia. Se llamaba “Mi primer libro de cocina, club de cenas”, donde escribí las recetas de mis primeros clubes de cenas. Estoy guardando toda la información para que un día pueda escribir un libro basado en ingredientes de casa. Estoy obsesionado en probar todo yo mismo, por lo que planto y hago mis propias infusiones, ensaladas, flores, verduras y frutas. Como ya lo he dicho, todo se trata de aprender.

 

Muchas gracias por tu tiempo, Daniel.