Hoy, os queremos presentar a Jonathan, parisino, que, desde hace 5 años trabaja como cocinero en Australia. Está feliz de vivir en el extranjero y no se arrepiente de ninguna de las decisiones tomadas. Le hemos hecho algunas preguntas sobre su vida como cocinero en la isla más grande del mundo.

¿Fue siempre tu sueño ser cocinero? 

Desde que era adolescente. Crecí con mi madre y mis dos hermanos. Por las noches, teníamos que hacer tres tareas: poner la mesa, ayudar en la cocina y recoger la mesa. Le cogí rápido el gusto a la cocina y se convirtió en mi tarea.

¿Por qué te decidiste por esta profesión?

Cuando tenía doce años, hice un brownie por probar y mi madre me dijo que la semana siguiente hiciera más y que me pusiera a venderlos en la calle. Y fue lo que hice. Me divertí haciendo los brownies, a los niños les gustó y gané un poco de dinero. Ese mismo día decidí que quería convertirme en cocinero.

Jonathan, un cocinero en Australia
Jonathan Trouillet, de cocinero en Australia

¿Desde cuándo trabajas en el extranjero y por qué te decidiste por esta opción?

Se han cumplido 5 años desde que vivo en Australia. Tenía decidido irme a Inglaterra para mejorar el inglés, pero mi hermano mayor se había marchado el año anterior a Australia y mi madre me propuso que yo también me fuera allí abajo, inclusó se prestó a colaborar en el billete. De eso ya hace 5 años. Después de mis primeros días, me quedé enamorado del país y decidí que quería quedarme definitivamente, aunque se convirtió en una larga historia, que me llevó primero a Nueva Zelanda, luego a Francia durante unas temporadas, antes de trasladarme a Tasmania para dos años y, después de todo esto, ya definitivamente me vine a Sydney.

¿Qué te parece la vida en Australia?

La calidad de vida es muy alta, la economía es estable y hay muchas oportunidades para los cocineros franceses.

¿Recomendarías tu experiencia?

Si es a Australia, Estados Unidos, Nueva Zelanda, Canada…yo recomiendo al 100% irse y visitar diferentes países para coger experiencia.

¿Qué opinión tienes sobre las nuevas tendencias como los food trucks, los mercados de comida callejera u otras tendencias que están surgiendo?

Me gusta mucho el concepto, porque puedes poner un negocio en marcha con poco dinero y los riesgos son también menores.

¿Es uno de tus objetivos que te den una estrella Michelín?

Para muchos cocineros sí, pero, siendo sincero, lo más importante para mí es tener placer en la cocina y transmitir un mensaje a traves de nuestro arte.

Parece que hay falta de personal cualificado. ¿De dónde viene el problema?

Creo que el mayor problema es la dificultad que conlleva esta profesión: jornadas de trabajo largas, sueldos bajos y la edad con la que se decide hacerse cocinero. Muchas veces, los padres prefieren que sus hijos vayan a las escuelas normales.

¿Es una solución contratar a mano de obra extranjera cualificada?

En el caso de Australia, sí. No hay australianos en mi equipo, tengo a chinos, nepaleses, franceses, ingleses, todos apasionados de la cocina y muy trabajadores.

¿Nos puedes presentar algunas de tus creaciones favoritas?

Una de mis recetas favoritas es la sopa de langosta. También me gusta mucho la repostería,  Une de mes recette préfère, la bisque de homard!! J’aime aussi beaucoup la pâtisserie,dominar lo esencial para crear postres harmoniosos y artísticos.

Un plato del cocinero
Una de las creaciones del cocinero

¿Dónde te ves dentro de 10 años?

Me veo pasando 8 meses en Australia, 2 meses preparando cenas gastronómicas en Francia y dos meses de vacaciones :).