¿Quién no ha oído la frase “eres lo que comes”? La cocina naturista trata de conectar el cuerpo y la mente con la comida que se toma para lograr un cuerpo sano y una mente estable. El cocinero privado Oliver Sanchez es uno de los (pocos) cocineros que se interesa por la medicina alternativa y nuevos caminos gastronómicos para mejorar la salud y curar enfermedades.

“La medicina común entiende el cuerpo humano por partes”

Eres nutricionista, iridiólogo y naturópata. ¿Cómo llegaste a interesarte por estas ramas?

En mi último año en la escuela de cocina quería formarme en nutrición y dietética, pero por la situación en la que estaba no pude realizar este sueño, porque yendo a una escuela privada, hubiese perdido los beneficios de estudiante que tenía, por ejemplo la habitación en la residencia.

Hace 7 años, me llamaron de una de las mejores escuelas de nutrición de Londres para preguntarme si quería desarrollar e impartir el curso de cocina que iban a impartir. Pude visitar la escuela en el día de puertas abiertas y fue la oportunidad perfecta para darme cuenta de que ése era mi sueño. Estuve estudiando durante 6 años para ser nutricionista oficial, naturópata e iridiólogo. Todas estas herramientas me ayudan a que los clientes alcancen sus metas, tanto si es tener una buena salud como que un cocinero personal les prepare recetas para mejorar sus enfermedades.

Crees en el poder del alimento como medicina. 

Hace miles de años Hipócrates dijo “que tu alimento sea tu medicina”. Parece que en los tiempos pasados, aunque creamos que fueron tiempos de ignorancia, se sabía mucho sobre la relación entre el cuerpo humano y los alimentos. Hoy en día, lo importante es lo que se publica en las revistas de medicina y lo demás se ignora, se ve el cuerpo por partes en vez de ver a una persona entera, lo que ha dado lugar a una ola de especialistas que solo saben lo que saben.

Muchas de las dietas se diseñan para una mejor salud, para prevenir enfermedades o curarlas (como las dietas paleo). La mayoría de las veces, estas dietas promueven alimentos sin refinar y con un procesado mínimo, una ingesta de grano reducida y azúcar, naturalmente, y mucha verdura fresca.

Cocina naturista, una nueva forma de entender los alimentos

Ofreces a los clientes la oportunidad de conectar con los alimentos. ¿Cómo funciona?

Para conectar con los alimentos, debes tocarlos, olerlos, sentirlos. También es primordial entender el proceso de preparación para maximizar la ingesta de nutrientes. Ofrezco días de mercado en los que la gente puede ver el producto, puede hacer preguntas a los productores, entender de dónde viene la comida y ver que no es solo un trozo envuelto que está en una estantería de supermercado con una etiqueta que muestra una fecha, el peso y el precio.

Cuando suelo organizar retiros, los invitados toman parte en la preparación de las comidas. Suelen pasárselo muy bien y suele ser la clave para reconectar con los alimentos. Creo que no hay comida mejor que el que hayas preparado de las sobras, sabe muchísimo mejor.

Como cocinero especializado en dietas ¿Para qué utilizas más tus conocimientos? ¿Para los clientes o para las publicaciones? 

Cada vez hay más demanda de chefs privados con nociones sobre nutrición, siendo aún mejor sie el cocinero está cualificado en las dos. Cuando me preguntan sobre una receta específica, se trata muchas veces para una dieta. Ahora mismo está de moda la dieta Keto y es lo que la gente pide.

¿En qué tipo de cocina estás profundizando ahora? 

Me estoy formando en cocina vegetariana, como suflés y otra delicias dulces, separándoras de la producción en masa que lo que ofrece son versiones no saludables de las recetas originales, muchas veces peores que las originales. Por ejemplo, la semana pasada encontré una receta de brownies veganos, a primera vista, parecía genial, pero, cuando empecé a leer la receta, se me revolvió el estómago. Contenía 21 dátiles, 700 gramos de anacardos y mucho aceite de coco. La receta es vegana pero es una de las recetas menos saludables que he visto desde hace tiempo, con 3-4 dátiles por ración. Pasa lo mismo con las barritas energéticas de los herbolarios, les suelen meter azúcar. Claro que no es azúcar de caña, pero sigue siendo azúcar y en demasiada cantidad. Mis versiones suelen ser mucho más saludables y con más nutrientes, no suelen depender de grandes cantidades de azúcar, siendo igual de donde procede.